Un lugar en el que destrozarlo todo está permitido

Un lugar en el que destrozarlo todo está permitido

Buenos Aires nos ofrece numerosas opciones para que no tengamos excusas de aburrirnos jamás. Desde el tango y la buena gastronomía hasta nuevas propuestas que pueden darle una vuelta de rosca a tus programas con amigos. Esto hace que para visitantes y porteños, sea una ciudad que siempre les presenta una nueva opción para conocer y sorprenderse.

 

The Break Club es un sitio en el que el único objetivo es ir a romper cosas. La música la elegís vos y empezás a destrozar televisores, computadoras y botellas con un bate de béisbol, un casco, guantes y un mameluco protector. Y si querés llevar la foto de tu jefe o ex pareja para “inspirarte” también podés hacerlo porque ellos te dan portarretratos para que los hagas volar por los aires.

 

Ubicado en el barrio de Colegiales, es un lugar particular donde parece ser “normal” que las personas descarguen toda su violencia sin que nadie los detenga. Sin importar que seas o no temperamental, este espacio te da la opción para que vayas con amigos a experimentar todo tipo de sentimientos.

 

También sirve como una excelente oportunidad para vivirlo como una suerte de terapia donde cualquiera puede desahogar sus frustraciones y destruir cualquier tipo de objeto, direccionando las broncas cotidianas de manera de descargar todo el peso extra y llegar al fin del día como nuevos.

 

Sin dudas la sensación de una botella explotando al contacto del golpe de un bate puede ser liberadora, particularmente si sos de quienes crecieron cuidando que las cosas no se rompan.

 

The Break Club te da la bienvenida en un cuarto en que te esperan un par de guantes, un mameluco y un casco; la posibilidad de seleccionar una playlist que te inspire y el tiempo para descargar tu ira y destrozar a todo a tu paso. Cuando terminás, podés pasar a relajarte al Relax Room para volver a tu estado civilizado y reicorporarte a tu vida.

 

Como dicen en su sitio web: “Si un día soñaste con entrar a un lugar a romper todo. Bienvenido a tu sueño!”

No Comments

Post A Comment