Los Sí y los No de usar autobronceante en invierno

Si querés mantener tu bronceado durante el invierno o tomás la decisión de cuidar tu piel del sol, podés usar autobronceante.

Los Sí y los No de usar autobronceante en invierno

Pero ¡cuidado! Tené en cuenta esta serie de recomendaciones que evitarán que la piel te quede con franjas de distintas tonalidades o incluso que utilices un color de autobronceante que no vaya con el tono más indicado para vos.

Sí: Exfoliar la piel antes
Antes de aplicar el autobronceante es recomendable exfoliar la piel para eliminar las impurezas y las células muertas.

No: Depilarse luego de aplicarlo
La depilación deja la piel suave y lista para broncearse, por eso debés depilarte o afeitarte antes de aplicar el autobronceante y no enseguida después, dado que la depilación abre los poros y podés irritar la piel.

Sí: Aplicar en la noche
La ducha, la ropa o incluso la lluvia pueden remover el bronceado artificial cuando recién lo aplicás. El proceso del autobronceante puede llevar hasta ocho horas. Por eso, lo fundamental es que sea parte de tu rutina de la noche.

No: Transpiración
El sudor también influye en la aplicación del autobronceante y puede arruinarlo. Tratá de mantenerte en ambientes fríos y secos.

Sí: Usá un autobronceante gradual
Comenzá usando un autobronceante gradual que te permitirá ir obteniendo color con el tiempo y no se verá tan brusco o artificial el cambio en tu piel.

No Comments

Post A Comment