La estafa del “Telar de la abundancia”

La estafa del “Telar de la abundancia”

La pérdida del poder adquisitivo, la crisis económica o la necesidad de unos pesos de más,  hizo que muchas personas salgan en busca de un ingreso extra que les permita cubrir algunos gastos. 

A pesar de que el Ministerio Público Fiscal alertó sobre el peligroso mecanismo que invita al público a invertir su dinero con la promesa de retribuirles “intereses exorbitantes”, muchísimas personas no dudaron en ingresar a los conocidos “telares o flor de la abundancia”. 

Pero, ¿cómo funciona y por qué muchos lo consideran una estafa?

Su metodología siempre es la misma. Para ingresar primero se debe aportar una suma de dinero, cuyas cantidades varían entre los 100 y los 1.400 dólares, dependiendo de la organización. La promesa del mecanismo, antes de realizar el pago, es que la inversión inicial “retornará” a la persona, pero multiplicada por ocho, número que por lo general identifica a la cantidad de participantes. 

A modo de ejemplo: cuando un participante “aporta” sus 1.000 dólares iniciales, ese dinero se destina a una “homenajeada”. Luego, la misma participante debe buscar a otras dos personas que se metan en la red y realicen la misma inversión. Este último par, al igual que los anteriores, deberá conseguir dos integrantes, que también pondrán la misma cantidad de efectivo hasta que el flujo del dinero, finalmente, llegue a la cifra de 8.000 dólares (o más).

El beneficio del “telar” finaliza cuando cada participante recibe la cantidad prometida, situación que no termina por concretarse debido a diversos factores: no se consiguen nuevas personas o las inversiones se van diluyendo a medida que avanza la operación piramidal. 

Según muchos de los que participaron y perdieron su dinero, el sistema genera mucha ansiedad, porque deben que salir a buscar a la gente, o de lo contrario se perjudica a todo el telar. Así comienzan las presiones internas. Además de que en muchos telares hay toda una mística, y en el sobre grupos solo para mujeres, basado en el discurso del empoderamiento femenino.

No Comments

Post A Comment