¿Estás pensando en convivir?

¿Estás pensando en convivir?

Si con tu pareja pasan mucho tiempo el uno con el otro, ya no saben qué cosas de cada uno están en la casa de quién y ven la posibilidad de irse a vivir juntos, hay algunas cuestiones a tener en cuenta a la hora de plantearse este reto y gran paso para la relación.

Requisitos ideales para irse a vivir juntos 

  1. Maduración de la relación

¿Cuánto tiempo deberían llevar en pareja para comenzar a vivir juntos? Lo ideal es que se conozcan, al menos, de seis meses a un año antes de dar este paso.

La ocasión es idónea cuando la idea surge de manera espontánea y natural, como resultado del fluir de la relación, y las dos partes tienen el deseo de iniciar ese proyecto común. 

  1. Tener alguna experiencia de convivencia

Al tratarse de una decisión que debe tomarse en un alto nivel de conciencia y consenso, es imprescindible que hayan convivido antes de alguna manera, como durante unas vacaciones o fines de semana. Conocer las necesidades y deseos del otro en el ámbito privado es una cuestión importante para lanzarse a compartir su vida con alguien.

  1. Aceptarse como son y respetarse mutuamente

 Aunque esto es la clave del correcto funcionamiento de cualquier relación duradera y profunda, cuando planean irse a vivir juntos es todavía más determinante. 

En este caso, hechos de la rutina del día a día y del cuidado de la casa pueden tomar dimensión y ser tema de discusión, ya que es posible que tengan costumbres diferentes, como al lavar los platos (vos los lavás en el momento, él los deja para el día siguiente) o al hacer la cama. Lo ideal es establecer una serie de normas y pactos que sean funcionales para ambos antes de juntarse, e intentar cumplirlos.

  1. Haber sobrellevado adversidades

Si desde que empezaron a salir (no importa el tiempo que haya transcurrido) no tuvieron ninguna discusión o pelea, entonces están en un problema. Sí, la falta de problemas, en este caso y en esta etapa que buscan abordar, es un problema en sí mismo. La pareja necesita contar con herramientas y experiencia en el campo del conflicto para poder superar cualquiera y reconciliarse, porque durante la convivencia pueden surgir varios.

  1. Contar con un buen respaldo económico

Si bien el dinero va y viene, es necesario que al menos ambos vivan una situación aceptable y un buen pasar para poder construir su nidito de amor. En el siglo XXI los aportes al hogar deberían ser equitativos, así como la crianza de los hijos. Sin embargo, si tienen ingresos diferentes también pueden acordar la distribución de los gastos, mientras tengan definido un plan de acción. Lo importante es no improvisar en cuestiones económicas, ya que ahora deben mantener una casa entre los dos.

No Comments

Post A Comment