Se equivocó de micro y terminó preso

El hecho comenzó en la Terminal de Ómnibus de Gualeguaychú, Entre Ríos. El pasajero, identificado únicamente como Juan, necesitaba viajar de urgencia a la ciudad de Buenos Aires por motivos personales que no trascendieron.

Luego de comprar su pasaje a último momento, Juan subió al micro y según relata “durmió una siesta de aproximadamente 2 horas”. Una vez que despierta y nota que aún no había llegado a destino, increpó al chofer, quien, sin comprender lo que estaba sucediendo, le afirma que se encontraban cerca de Concordia. Concordia es una localidad en Entre Ríos que queda a 400 kilómetros de la capital del país, destino de Juan.

En ese momento, el pasajero furioso comenzó a insultar al chofer, negando el hecho de que  había sido él quien se equivocó y compró mal el pasaje. El estado de alteración fue en aumento, por lo que el personal policial de la terminal de Concordia intervino y descendió a la fuerza al pasajero y lo trasladó a la Jefatura Departamental de Concordia donde se le inició un expediente contravencional por desorden en la vía pública.

Finalmente, luego de que la situación se aclarara y se firmaran los formularios correspondientes, el pasajero quedó en libertad. Sin embargo, esta vez no se subió a un micro, sino que su mujer lo estaba esperando furiosa en su auto.

Fuente

Se equivocó de micro y terminó preso

El hecho comenzó en la Terminal de Ómnibus de Gualeguaychú, Entre Ríos. El pasajero, identificado únicamente como Juan, necesitaba viajar de urgencia a la ciudad de Buenos Aires por motivos personales que no trascendieron.

Luego de comprar su pasaje a último momento, Juan subió al micro y según relata “durmió una siesta de aproximadamente 2 horas”. Una vez que despierta y nota que aún no había llegado a destino, increpó al chofer, quien, sin comprender lo que estaba sucediendo, le afirma que se encontraban cerca de Concordia. Concordia es una localidad en Entre Ríos que queda a 400 kilómetros de la capital del país, destino de Juan.

En ese momento, el pasajero furioso comenzó a insultar al chofer, negando el hecho de que  había sido él quien se equivocó y compró mal el pasaje. El estado de alteración fue en aumento, por lo que el personal policial de la terminal de Concordia intervino y descendió a la fuerza al pasajero y lo trasladó a la Jefatura Departamental de Concordia donde se le inició un expediente contravencional por desorden en la vía pública.

Finalmente, luego de que la situación se aclarara y se firmaran los formularios correspondientes, el pasajero quedó en libertad. Sin embargo, esta vez no se subió a un micro, sino que su mujer lo estaba esperando furiosa en su auto.

Fuente

Se equivocó de micro y terminó preso

El hecho comenzó en la Terminal de Ómnibus de Gualeguaychú, Entre Ríos. El pasajero, identificado únicamente como Juan, necesitaba viajar de urgencia a la ciudad de Buenos Aires por motivos personales que no trascendieron.

Luego de comprar su pasaje a último momento, Juan subió al micro y según relata “durmió una siesta de aproximadamente 2 horas”. Una vez que despierta y nota que aún no había llegado a destino, increpó al chofer, quien, sin comprender lo que estaba sucediendo, le afirma que se encontraban cerca de Concordia. Concordia es una localidad en Entre Ríos que queda a 400 kilómetros de la capital del país, destino de Juan.

En ese momento, el pasajero furioso comenzó a insultar al chofer, negando el hecho de que  había sido él quien se equivocó y compró mal el pasaje. El estado de alteración fue en aumento, por lo que el personal policial de la terminal de Concordia intervino y descendió a la fuerza al pasajero y lo trasladó a la Jefatura Departamental de Concordia donde se le inició un expediente contravencional por desorden en la vía pública.

Finalmente, luego de que la situación se aclarara y se firmaran los formularios correspondientes, el pasajero quedó en libertad. Sin embargo, esta vez no se subió a un micro, sino que su mujer lo estaba esperando furiosa en su auto.

Fuente

Pin It on Pinterest

MENÚ

SEGUINOS