Customizing: convertite en el diseñador de tu vida

La personalización de nuestras propias prendas llegó para revolucionar nuestros placares. Las nuevas tendencias son interactivas, y hacen que los consumidores se conviertan en protagonistas de su ropa, la customizan.

Desde hace un buen tiempo se vienen produciendo estudios de tendencias que muestran que el “individualismo” se impone y que los consumidores buscan experiencias “personalizadas” en las compras que realizamos.

Muchas son las industrias y los negocios que siguiendo estos comportamientos, se vieron en la necesidad de adaptar su propuesta a estos requerimientos y efectivamente tuvieron excelentes resultados al cumplir con las expectativas de las personas en cuanto a su individualización, diferenciación y personalización.

La moda expresa una especie de deseo contradictorio entre ser parte de un grupo y simultáneamente verse único. Esta podría ser una de las razones que impulsó a muchos diseñadores, desde hace algún tiempo, a identificar mecanismos para personalizar sus prendas.

Las grandes marcas lo han entendido, Levi’s o Adidas ofrecen a sus clientes customizar algunos productos con diferentes combinaciones, para que puedan aportar sus ideas través de una serie de elementos y técnicas que estas marcas proponen.

“Customizing” es un concepto que cumple al menos dos de las tres “erres” del reciclaje: reducir, reutilizar y reciclar. La nueva tendencia consiste en restaurar, renovar, actualizar o tunear muebles, ropa u objetos para personalizarlos o adaptarlos a un nuevo espacio o estilo.

Gracias al customizing reutilizamos muebles, ropa y objetos que ya teníamos en vez de desecharlos y comprar nuevos.

Customizing: convertite en el diseñador de tu vida

La personalización de nuestras propias prendas llegó para revolucionar nuestros placares. Las nuevas tendencias son interactivas, y hacen que los consumidores se conviertan en protagonistas de su ropa, la customizan.

Desde hace un buen tiempo se vienen produciendo estudios de tendencias que muestran que el “individualismo” se impone y que los consumidores buscan experiencias “personalizadas” en las compras que realizamos.

Muchas son las industrias y los negocios que siguiendo estos comportamientos, se vieron en la necesidad de adaptar su propuesta a estos requerimientos y efectivamente tuvieron excelentes resultados al cumplir con las expectativas de las personas en cuanto a su individualización, diferenciación y personalización.

La moda expresa una especie de deseo contradictorio entre ser parte de un grupo y simultáneamente verse único. Esta podría ser una de las razones que impulsó a muchos diseñadores, desde hace algún tiempo, a identificar mecanismos para personalizar sus prendas.

Las grandes marcas lo han entendido, Levi’s o Adidas ofrecen a sus clientes customizar algunos productos con diferentes combinaciones, para que puedan aportar sus ideas través de una serie de elementos y técnicas que estas marcas proponen.

“Customizing” es un concepto que cumple al menos dos de las tres “erres” del reciclaje: reducir, reutilizar y reciclar. La nueva tendencia consiste en restaurar, renovar, actualizar o tunear muebles, ropa u objetos para personalizarlos o adaptarlos a un nuevo espacio o estilo.

Gracias al customizing reutilizamos muebles, ropa y objetos que ya teníamos en vez de desecharlos y comprar nuevos.

Customizing: convertite en el diseñador de tu vida

La personalización de nuestras propias prendas llegó para revolucionar nuestros placares. Las nuevas tendencias son interactivas, y hacen que los consumidores se conviertan en protagonistas de su ropa, la customizan.

Desde hace un buen tiempo se vienen produciendo estudios de tendencias que muestran que el “individualismo” se impone y que los consumidores buscan experiencias “personalizadas” en las compras que realizamos.

Muchas son las industrias y los negocios que siguiendo estos comportamientos, se vieron en la necesidad de adaptar su propuesta a estos requerimientos y efectivamente tuvieron excelentes resultados al cumplir con las expectativas de las personas en cuanto a su individualización, diferenciación y personalización.

La moda expresa una especie de deseo contradictorio entre ser parte de un grupo y simultáneamente verse único. Esta podría ser una de las razones que impulsó a muchos diseñadores, desde hace algún tiempo, a identificar mecanismos para personalizar sus prendas.

Las grandes marcas lo han entendido, Levi’s o Adidas ofrecen a sus clientes customizar algunos productos con diferentes combinaciones, para que puedan aportar sus ideas través de una serie de elementos y técnicas que estas marcas proponen.

“Customizing” es un concepto que cumple al menos dos de las tres “erres” del reciclaje: reducir, reutilizar y reciclar. La nueva tendencia consiste en restaurar, renovar, actualizar o tunear muebles, ropa u objetos para personalizarlos o adaptarlos a un nuevo espacio o estilo.

Gracias al customizing reutilizamos muebles, ropa y objetos que ya teníamos en vez de desecharlos y comprar nuevos.

Pin It on Pinterest

MENÚ

SEGUINOS