Conocé las razones por las que podrías ganar peso aún haciendo dieta

Conocé las razones por las que podrías ganar peso aún haciendo dieta

Cuando se sigue una dieta, no solo alcanza con llevar una alimentación saludable. Te contamos cuáles son los errores más comunes que se suelen cometer para que evites caer en ellos.

No elegir la dieta más adecuada, tratar de perder peso rápidamente sin el control de un nutricionista, cenar demasiado tarde, poner de todo en una ensalada, no cuidar la forma en la que se cocinan los alimentos o incluso aguantarse las ganas de comer y pasar hambre son algunos de los errores más comunes que hacen que una dieta fracase a pesar de nuestros esfuerzos por perder peso.

No elegir la dieta más adecuada. Escoger la dieta que ha estado siguiendo un amigo o familiar es el primer error en el que solemos caer. No todos los planes alimenticios son igualmente efectivos para todo el mundo, ya que cada cuerpo actúa y reacciona de forma diferente. Lo más recomendable es acudir a un profesional para que diseñe la dieta más efectiva para nosotros en función de nuestra edad, sexo, estilo de vida, etcétera.

No variar los alimentos. Una dieta variada basada en la ingesta de alimentos sanos, como las frutas y las verduras, no tiene por qué ser aburrida. Los grupos de alimentos ofrecen muchas variantes y hay multitud de recetas sanas y con pocas calorías que podemos ir alternando en nuestros menús semanales para evitar caer en la monotonía y el desánimo.

Cuanto más variados sean los ingredientes, menos sensación de estar haciendo dieta tendremos. 

Saltarse comidas. Una de las ideas más erróneas y más extendidas es creer que si nos saltamos alguna de las comidas del día, conseguiremos perder peso más rápido. En realidad, lo que sucede es que conseguimos justo el efecto contrario: nuestro organismo se ralentiza, tarda más en quemar calorías, incrementa la sensación de hambre en horas posteriores y comenzamos a tener problemas para adelgazar.

No comer suficiente. No pasar hambre es fundamental para conseguir adelgazar. Aunque cuando queremos perder peso debemos consumir menos calorías de las que quemamos, eso no quiere decir que debamos pasarlo mal y estar constantemente con hambre. En su lugar, tenemos que aprender a seleccionar aquellos alimentos que nos sacian pero que tienen pocas calorías y consumir productos con un alto poder nutritivo. 

Picar entre comidas. El deseo de comer entre comidas a menudo nos conduce a consumir productos desaconsejables como frituras, snacks, dulces o golosinas. Para calmar la ansiedad, en su lugar podemos prepararnos un repertorio de productos saludables que nos ayuden a regular el apetito en los momentos de ansiedad. Fruta picada, frutos secos, jugos y batidos naturales, barritas de cereales, yogur natural o tiras de verduras y hortalizas crudas son algunos de los mejores aliados para adelgazar.

No Comments

Post A Comment